Buscar

Matt Damon, con veinte años de edad interpreta un papel circunstancial en la película Good Will Hunting, cuando a través de su intelecto del nivel de un genio y una excelente memoria escoge el camino de laborar como conserje en Instituto de Massachusetts y disfrutar de sus amigos. A su vez el profesor Gerald Lambeau publica un complicado problema como reto para sus alumnos graduados, este fue resuelto rápidamente pero a su vez desde el anonimato, en realidad Wll fue quien dio la solución, tiempo más tardes se publica un segundo ejercicio mucho más difícil, Will de igual forma lo resuelve y esta vez fue pillado por el profesor Lambeau y huye.

Will realmente no tiene las cosas claras siendo su refugio la lectura y llevando una vida si metas ni objetivos, nada a corto plazo que lo pueda ayudar a ver un norte para su futuro, al ser un joven con cualidades es que el profesor Gerald Labeau decide intervenir pidiendo ayuda a su ex compañero de aula universitario Sean Maguire papel interpretado por el genial actor Robin Williams, profesor de psicología de Bunker Hill Community College.

Mostraremos un amplio panorama de la importancia que tiene el coaching como metodología de ayuda para lograr identificar capacidades de una persona, nos apalancaremos con extractos de la película Good Will Hunting para un mejor entendimiento.

Con el objetivo de analizar el tema y tomando como referencia la experiencia de los autores de la película, es necesario conceptualizar el método y donde se origina, detallaremos el concepto de comportamiento, liderazgo, comunicación y la relación con la conducta del individuo, finalmente describiremos la importancia del modelo GROW y casos de la misma película donde se aplica este enfoque.

El origen del coaching data de la década del ochenta en el sector deporte, conociéndose a través de entrenadores muy reconocidos los mismos que iniciaron a escribir sus variadas experiencias, en este punto, los profesionales de administración y algunos ejecutivos deciden investigar aprendiendo el método utilizado en dicho sector para posteriormente aplicarlo al nicho empresarial, obteniendo importantes resultados entre el individuo y su organización.

Se practicó inicialmente en Estados Unidos y Europa, teniendo un campo de aplicación muy amplio que pueda abarcar tanto a personas como a grupos de trabajo, con el objetivo de ser un facilitador para lograr objetivos según el área en que este sea aplicado.

A la fecha el mayor enfoque es el empresarial, dirigido desde CEOs hasta colaboradores de primer nivel, los cuales a través de acompañamiento y feedback continuo logran resultados propuestos por su empresa, por lo anterior podemos observar que el método de coaching es una herramienta importante en la línea de vida empresarial, al respecto Goleman(2002) nos menciona que los “buenos coaches comprenden los problemas y la cultura de las organizaciones, conocen las fortalezas y los retos personales a los que se enfrenta el líder y también dominan las competencias de la inteligencia emocional”

La definición de las palabras comportamiento y comportar se encuentran enlazados según el diccionario de la Real Academia Española. Por su parte la palabra comportamiento es definida de manera breve como “la manera de comportase”; a su vez la palabra comportar cuenta con una definición más amplia detallada como “el actuar de una manera determinada”. Si bien tenemos dos conceptos que brindan una idea de lo que significa comportamiento, este todavía no es sustancial.

Sin embargo, según Fernandez Parra, A. (1997), en su adaptación del libro, “Trastornos del Comportamiento en la infancia” señala en posibilidad que la definición más clásica sea la realizada por Watson (1924) donde involucra a la conducta y al organismo, con actividades internas y externas; moverse, hablar, pensar o emocionarse, es tomado como parte del concepto inicial de conducta, creando una relación directa con el individuo.

“En consonancia con esta definición se puede considerar comportamiento toda actividad que realiza un organismo siempre que ocurra en el mundo físico, Bayés (1978). En este sentido, Ardila (1988) menciona que el comportamiento sería tanto la actividad observable como la no observable, ya se le denomine pensamiento, percepción, imaginación, emoción, o incluso cognición”.

“Toda conducta es a la vez psicológica y orgánica. Esto no significa, sin embargo, que debamos considerar que toda actividad biológica es conducta, en el sentido psicológico del término, ni que la conducta sea reductible a fenómenos fisiológicos o movimientos (Ardila, 1988)”. Este enfoque es muy importante porque nos invita a reflexionar sobre los diferentes fenómenos por parte del organismo de un ser vivo, el caminar, saltar, mirar, individuos que sufren de enfermedades que afectan su motricidad, esto no debe considerarse como parte del comportamiento ya que no delinea a una persona.

Seguidamente, nos enfocaremos en definir el concepto de líder y la importancia de su rol en la empresa. La información brindada por la Real Academia Española conceptualiza al líder como la persona que dirige o conduce.

Por su parte Ferreiro y Alcazar (2012) mencionan que “una persona no es líder por el solo hecho jerárquico de ocupar el puesto más alto en la organización. Usualmente se llama líderes a todos los que están en la cima de una organización, sea esta familiar, comercial o sin fines de lucro. Ellos dirigen, y las personas deben seguir el rumbo que se les señala, cada una a su manera”. Debemos tomar en cuenta que será un directivo si ocupa un lugar en el gobierno, un alto dirigente o un gobernante. Un líder autentico será, en la medida que contribuya a la unidad de la organización.

Ferreiro y Alcázar (2012) también mencionan que al “líder le interesa lo que las personas hacen, pero también y principalmente, el tipo de motivo que tienen y la motivación (racional o espontanea) que los impulsa. Dan confianza y la gente puede confiar en ellos. Los líderes construyen la unidad de la organización y labran la identificación de las personas con ella. Son el fundamento de la continuidad de las organizaciones como fuentes de satisfacción para las diferentes necesidades humanas”.

A su vez, Goleman (2013) formula una pregunta “¿qué hay que tener para ser líder? Refiriéndose que los estilos personales de los líderes extraordinarios pueden variar. Los hay contenidos y analíticos, y los hay que gritan sus edictos a voz en grito. Debe ser negociador sensible que lleve el timón. No obstante, la experiencia le enseño que los líderes más eficientes coinciden en un aspecto fundamental: todos poseen un gran nivel de inteligencia emocional.”

Adicionalmente, Gonzales Alorda (2011), nos hace reflexionar acerca de la importancia de la comunicación mencionando que todo líder debe identificar a través de conversaciones lo que hace falta para motivar a un individuo, “Nos jugamos la vida en las conversaciones que tenemos. Y también en las que no. Las conversaciones son encrucijadas que nos abren o cierran caminos y posibilidades, determinando en ocasiones el resto de nuestra biografía. Y también la de otros”.

Bajo la lógica de Alorda, la calidad del liderazgo, depende en su gran mayoría de la calidad de las conversaciones, se puede tomar esta frase como la filosofía de vida de un líder, la cual es aplicable tanto en el ámbito personal como el organizacional. Alvaro ayuda a mirar al líder desde la óptica humana, sencilla la cual debe ser aplicada al entorno empresarial para tratar de encontrar los insight que toda empresa necesita para poder alinear al colaborador y objetivos.

A través de un marco de apariencia simple, el modelo GROW puede ayudar a maximizar el potencial interior en base a conversaciones de coaching. Este modelo es recomendado en el mundo por su ayuda exitosa en la resolución de problemas y fijar objetivos, manteniendo logros personales y aumentando la productividad del individuo al cual se le aplica. Lo que convierte en una gran herramienta es su flexibilidad.

GROW en su traducción al español crecer son iniciales de un acrónimo cuyo significado es (G) metas, (R) reality, (O) opciones, (W) voluntad, lo cual destaca los cuatro escalones clave en la implementación del modelo. EL implementar este modelo mediante el uso de cuestionamientos detalladamente estructurados, promueve una responsabilidad y conciencia profunda, ayudando a fomentar un comportamiento proactivo.

Podemos identificar el uso de esta herramienta cuando Matt Damon, en la película quien interpreta a Will Hunting, conversa con su psiquiatra, papel interpretado por Robin Williams, el mismo que se refiere a Will Hunting que tenía un boleto para ir a un juego de béisbol en 1975. Le confiesa que abandonó la oportunidad al enamorarse de una mujer que conoció antes del mismo juego, esto iba más lejos del entendimiento de Wil Hunting. Dicha escena describe el alineamiento de sus prioridades y las decisiones las mismas que se toman sin mayor esfuerzo. En este punto es muy fácil dar una respuesta afirmativa y un gran inconveniente para dar una negativa.

A pesar del boleto para el juego que sería recordado por el resto de su vida se tornó muy sencillo hacer la llamada prioritaria y decir que la mujer tiene un significado mayor que un evento deportivo.

Otra escena importante en la película es aquella donde Matt Damon le cuenta a Sean la historia de la correa, el palo o la llave inglesa que le dice su padre escoja. Le confiesa la tortura que su padre aplicaba y el abuso físico colocando estos tres elementos. Sean en su comentario elige la correa como opción menos dolorosa pero Will por el contrario optaba por la llave inglesa. Esta escena muestra a la rebeldía como un mecanismo de defensa.

La historia de las tres opciones es una analogía que representa la vida de Will, tres decisiones, todas malas. Ante el dolor que era inevitable él optaba por la llave, prefería sufrir porque su vida quizá no tenía el sentido que él quería, menospreciando y haciendo merecedor de dicho castigo. En gran parte de su vida siempre elige la llave inglesa o el camino más pecaminoso. Pero siempre tenemos un punto de quiere y es aquí donde podemos interpretar al coaching como método de ayuda mostrado por su terapeuta “basta, esto no es tu culpa”.



Referencias


Mario Carosio, David Fernández y Tomás Escobar. (2009). Transmisión de películas. Argentina. Recuperado de https://cuebana.tv/pelicula/good-will-hunting

Hellriegel, D. & Slocum, J. W. (2004). Comportamiento organizacional (10a. ed.). México D.F.: Thomson.

Fernandez Parra, A. (1997). Trastornos del Comportamiento en la Infancia, Fundamentos teóricos y prácticos. Adaptación realizada por el propio autor del texto incluido en las páginas 43 y 47.

Ardila, R. (1988) Síntesis experimental del comportamiento. Madrid: Alhambra.

Ardila, R. (1991) Relaciones entre el análisis y la síntesis experimental del comportamiento. Apuntes de Psicología, 33, 143-146.

Bayés, R. (1978) Una introducción al método científico en psicología. 2ª Edición. Barcelona: Fontanella.


0 visualizaciones0 comentarios

¿Cómo saber qué información tomar más en cuenta: la noticia de un incendio publicada por el diario más importante del país o la crónica grabada en video de un bombero que estuvo en el lugar del siniestro? ¿Cuál de las dos publicaciones se acerca más a la realidad de los hechos, a la objetividad, a la verdad? Esto sucede todos los días y a toda hora: las personas están expuestas a múltiple información, la cual usan para formar su propio pensamiento crítico. Empieza el día y antes de salir de casa, usted toma su smartphone y revisa las últimas publicaciones de las redes sociales. Noticias, fotografías, videos, entre otros, son el principal contenido de sus actualizaciones. Pero también encuentra que mucha de esta información está siendo compartida e incluso complementada con otras versiones por sus contactos de las redes. Por ello, el presente ensayo tiene por intención mostrar el rol de la información producida y compartida por los usuarios de redes sociales, las cuales pueden convertirse en fuentes de opinión. A su vez, responder a la interrogante de si es posible encontrar pensamiento crítico en las publicaciones de las redes sociales, teniendo como marco los nuevos términos de Posverdad y Prosumer.

¿Qué significado tiene el pensamiento crítico? El autor Lipman (1998), uno de los primeros autores en escribir sobre pensamiento crítico, afirmó que uno de los objetivos de esta corriente es formar el criterio personal acerca de los hechos, una opinión propia. Drucker (2002) decía que en los nuevos tiempos el conocimiento tiene poder, porque genera el acceso a las oportunidades y al progreso. Por su parte Ennis y Vargas, citados por Moreno-Pinado y Velásquez (2017), consideraron que el pensamiento crítico es “una capacidad adquirida que permite el razonamiento reflexivo centrándose en el decidir y el qué hacer”. Por el mismo lado, tiene lógica pensar que las personas necesitan contar con más información para estar más enteradas antes de tomar decisiones. Pero, así como más, también con mejor información de todo lo anterior, se revelan dos puntos importantes para pensar de modo crítico: reflexión y acción. Es decir, poder razonar de manera reflexiva sobre la información, formar un punto de vista personal, para luego tomar decisiones en base a eso.

De esta manera, las redes sociales se han convertido es estructuras de tipo social que las personas consumen a diario y varias veces al día, dado que les permite re-presentar su identidad, interactuar con los otros, compartir información, comunicarse y recibir retroalimentación en tiempo real y emitir posturas propias y ajenas (Luna, 2017). Las redes sociales son, por otro lado, canales de comunicación de los nuevos tiempos. Autores como Campos-Freire., Rúas-Araújo, López-García y Martínez-Fernández (2016) las denominan “ecosistemas metamedia de perfiles digitales individuales o de organizaciones, públicos o semipúblicos, que permiten establecer relaciones e intercambios de flujos de contenidos propios o ajenos, conversaciones, prescripciones, transacciones, experiencias (…) con fines particulares, sociales, comerciales o institucionales”. Dentro de las redes sociales más conocidas en el mundo se encuentran Facebook (plataforma de interacción de contenidos entre contactos asociados), Twitter (red de microblogging que usa hashtags [#] para compilar mensajes comunes), Instagram (red para compartir fotos y videos) y Snapchat (mensajería de contenido multimedia con tiempo límite de exhibición) (Frattochi, 2015).

Bajo esta lógica, han surgido nuevos conceptos asociados a emitir pensamientos y puntos de vista personales a través de las redes sociales. El diccionario Oxford eligió a la “Posverdad” como la palabra del año 2016. No es la primera palabra relacionada a redes sociales: ya en 2013 había elegido a “selfie” (autofotografía) y en 2015 a “emoji” (ícono de emoción usado en mensajes de texto) (Oxford, 2017). Según el reconocido diccionario inglés, la Posverdad es “Relativo a o denotando circunstancias en las que hechos objetivos son menos influyentes en la formación de la opinión pública que la apelación a la emoción y a la creencia personal” (BBC, 2016). En ese sentido, este nuevo concepto indica que está tomando más atención en los consumidores de internet aquella información plagada de emociones y puntos de vista similares o contrarios al propio, antes que la mera síntesis objetiva de los hechos. El factor tiempo es también importante, ya que quien produce o comparte información exclusiva o nueva antes que otros usuarios, es quien más obtiene “compartir” (modo de viralización en Facebook), retweet (modo para compartir en Twitter) o “me gusta” (modo de reacción de Instagram).

¿Cuál es el impacto de la Posverdad o el uso intensivo de las redes sociales en el pensamiento crítico? El usuario ha pasado de ser consumidor a generador de información sin dejar de ser lo primero; es decir, un “prosumer”: ser a la vez consumidor y productor de información a través de internet en redes sociales, mensajería instantánea, etc. (Sabés-Turmo & Parra-Valcarcel, 2014.). Así, un usuario con conexión a internet y un teléfono inteligente o smartphone puede ser el primero en informar a través de Twitter de un accidente en carretera, en trasmitir en vivo vía Facebook un atentado terrorista en la ciudad o compartir vía Whatsapp fotografías de una mascota extraviada para su difusión. De esta manera, el consumidor compite indirectamente con los canales tradicionales de información, llámense televisión, radio y prensa. La diferencia es que el consumidor no solo transmite la información, sino que le inyecta sus propias opiniones y emociones, los cuales en algunos casos impactan más que los propios hechos narrados (Runcan, 2017).

Continuando con lo anterior, podría decirse que la era del prosumer y la Posverdad vienen afectando directamente al pensamiento crítico de las personas. Por ejemplo, esto se vio reflejado claramente en dos eventos internacionales que resonaron en 2016: la victoria de Donald Trump para la presidencia de Estados Unidos y el “brexit” o salida del Reino Unido de la Unión Europea. En ambos casos, las publicaciones compartidas por los usuarios sobre ambas noticias estuvieron plagadas de opiniones a favor y en contra, que aumentó búsquedas online relacionadas al término “Posverdad”, llegando a ser 2,000% más que en 2015 (BBC, 2016).

Entonces, ¿es posible encontrar pensamiento crítico en las redes sociales? La inmediatez con la que las redes sociales operan podría no dar oportunidad para el desarrollo del pensamiento crítico. De acuerdo a los autores anteriormente mencionados, dos recursos importantes para formar el pensamiento crítico son la reflexión y la acción. Así, la reflexión implica tiempo de asimilación frente a lo visto o leído para formarse una postura personal. Entonces, al estar expuestos a información real, falsa, exagerada o no confirmada, uno podría formarse una opinión en base a conocimiento no veraz y tomar decisiones en base a ello (De Frutos-Torres & Marcos-Santos, 2017). Aquí surge un tema importante para el pensador crítico, pues las decisiones basadas en inexactitudes tienen consecuencias que podrían ser fatales. Por eso, si bien por un lado puede ser beneficioso contar con más información en tiempo real y de diferentes canales, existe un riesgo en la veracidad de lo compartido por los Prosumers, ya que al difundir contenido diseñado a mano propia, no se ejerce la confirmación de orígenes de la información, diversificación de fuentes consultadas, esfuerzo por encontrar posturas a favor y en contra y búsqueda de la objetividad (Suárez, Colón, Cohen & Colpas, 2016); tópicos mandatorios para un productor de contenidos de un medio de comunicación tradicional.

Por citar un ejemplo, en las últimas elecciones presidenciales de 2016 en el Perú, las redes sociales fueron un fuerte canal de información compartida. En la última semana del balotaje entre los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta, la publicación de encuestas en el territorio nacional estaba prohibido. No obstante, esto no fue impedimento para que a través de las redes sociales se compartieran los resultados que las encuestadoras locales prepararon para medios de comunicación internacionales. Las proyecciones que allí se mostraban daban como ganador al candidato que finalmente quedó en segundo lugar (ONPE, 2016). Algunos entendidos comentan que la propagación de estas encuestas, la posibilidad de compartirlas en tiempo real y la acción de los Prosumers en brindar información además de opinión, lograron que el candidato que según las proyecciones perdería, lograra la victoria (RPP, 2016). Mientras esto sucedía, las encuestadoras nacionales manifestaban su preocupación frente a la falsificación de sus estudios de mercado, los cuales se iban compartiendo sin control en las redes sociales, ya que podrían influir negativamente en la población al hacerle tomar una decisión equivocada (La República, 2016). Dos caras de una misma moneda.

¿Cómo diferenciar la Posverdad y la verdad en la corriente de multi información en la que actualmente se está inmerso, para desarrollar el pensamiento crítico? Es menester tomar en consideración que las redes sociales no solo son espacios de interacción y compartimento, sino que también pueden dar cabida a dinámicas de intolerancia, racismo y generalización abrupta (Ferrándiz, Ibáñez & Espinosa, 2015). Por ello, con el objetivo de formar el pensamiento crítico, es esencial que el usuario de redes sociales pueda contrastar contenidos de diferentes canales de información. Vale decir, que no solo se deje influenciar por la información compartida por sus contactos, sino también por líderes de opinión pública, medios de comunicación oficiales, portales de internet alternativos, etc. (Castro & De La Villa, 2017). Es propicio además mantenerse al tanto de las actualizaciones de las publicaciones que realizan los canales de información, sean propios, tradicionales o alternativos; ya que es posible que una misma noticia pueda ampliarse, confirmarse o negarse conforme el paso de las horas (Analía & Pinochet, 2017).

En conclusión, se podría decir que el pensamiento crítico es la capacidad para reflexionar sobre la información que se recibe, con el fin de poder tomar decisiones en base a lo vertido y formarse una opinión personal. Por otra parte, las redes sociales se han transformado en oportunidad para que usuarios puedan consumir y brindar contenido en simultáneo sobre temas de diversa índole, convirtiéndose en Prosumer. Por la inmediatez de las redes sociales y los múltiples orígenes de información, se sugiere mantenerse al tanto de las actualizaciones del contenido que se propaga en redes y contrastar el mismo en diversas fuentes como líderes de opinión, medios tradicionales y portales alternativos de comunicación. Al mismo tiempo, ha surgido la Posverdad, término asociado a la verdad compartida por personas que combinan la información general sobre un tema, inyectada con sus propias emociones y opiniones. Ante esto, surge el reto de cómo desarrollar pensamiento crítico en las redes sociales, teniendo en cuenta los recursos de reflexión y toma de decisiones. Solo así el usuario de estas plataformas podrá continuar el camino hacia un pensamiento crítico reflexivo y con opinión propia fundamentada.



Referencias

Analía, M., & Pinochet, G. (2017). El rol de las redes sociales virtuales en la difusión de información y conocimiento: estudio de casos. Universidad & Empresa, 19(32), 107-135.

BBC (2016). Qué tienen que ver Trump y el Brexit con "post-verdad", la palabra del año elegida por el Diccionario Oxford. Recuperado de http://www.bbc.com/mundo/noticias-37996070

Campos-Freire, F., Rúas-Araújo, J., López-García, X., & Martínez-Fernández, V. (2016). Impacto de las redes sociales en el periodismo. El Profesional De La Información, 25(3), 449-457.

Castro, A. & De la Villa, M. (2017). Uso problemático de redes sociales 2.0 en nativos digitales: análisis bibliográfico. Health & Addictions, 17(1), 73-85.

De-Frutos-Torres, B., & Marcos-Santos, M. (2017). Disociación entre las experiencias negativas y la percepción de riesgo de las redes sociales en adolescentes. El Profesional De La Información, 26(1), 88-96.

Drucker, P. F. (2002). Managing in the next society. New York: St. Martin's Press.

Ferrándiz, J., Ibáñez, C., & Espinosa, A. (2015). Racismo 2.0: expresiones de prejuicio en las redes sociales virtuales tras las elecciones generales de 2011. Politai.

Fratocchi, V. (2015). El tiempo de Facebook. IEEM Revista De Negocios, 8-10.

La República (2016). Ipsos desmiente encuesta que circula en redes. Recuperado de http://larepublica.pe/politica/773201-ipsos-desmiente-encuesta-que-circula-en-redes

Lipman, M. (1988). Critical Thinking--What Can It Be? Educational Leadership, 46(1), 38.

Luna, G. (2017). La influencia del consumo simbólico en la intensidad de uso de las redes sociales digitales y el valor percibido de las experiencias. Innovar: Revista de Ciencias Administrativas y Sociales, 27(64), 37.

Moreno-Pinado, W., & Velázquez, M. (2017). Estrategia Didáctica para Desarrollar el Pensamiento Crítico. Revista Electrónica Iberoamericana Sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, 15(2), 53-73. doi:10.15366/reice2017.15.2.003

Oficina Nacional de Procesos Electorales (2016). Segunda elección presidencial 2016: Resultados Presidenciales. Recuperado de https://www.web.onpe.gob.pe/modElecciones/elecciones/elecciones2016/PRP2V2016/Resumen-GeneralPresidencial.html#posicion

Post-Truth. (2017). Oxford Dictionaries. Recuperado de https://en.oxforddictionaries.com/definition/post-truth

RPP (2016). ¿Cuál encuesta se acercó más a los resultados de la ONPE? Recuperado de http://rpp.pe/politica/elecciones/cual-encuesta-se-acerco-mas-a-los-resultados-de-la-onpe-noticia-968871

Runcan, R. (2017). Psycho‑social Risks of Facebook Communication. Social Work Review, (2), 87-99.

Sabés-Turmo, F., & Parra-Valcarce, D. (2014). Del consumidor al prosumidor: responsabilidades legales de los informers. El profesional de la información, 23(5), 511-518.

Suárez, D., Colón, C., Cohen, J., & Colpas, E. (2016). Apropiación de la Redes sociales para la aplicación del método Socrático en el pensamiento crítico. Zona Próxima, (25), 118-128.


5 visualizaciones0 comentarios

Según Lourdes M. Cueva Chacón, en el informe presentado para Digital News Report 2021 (DNR) señala que "La combinación de pandemia, inestabilidad política y protestas ha afectado severamente a los medios de comunicación en Perú." La consecuencia principal en la cual se enfoca la redacción es la participación exponencial de información digital a través de medios que sin credibilidad "Fake News"


En el informe resaltan los datos presentados, 16% de usuarios pagan por leer noticias en línea, 52% comparten noticias a través de redes sociales mensajería instantánea o correo electrónico, 42% de usuarios confía en las noticias encontradas en buscadores, 37% en noticias encontradas por redes sociales. "Cuatro de cada diez encuestados confían en las noticias en general, un poco más en las fuentes que la gente usa. "


Redes Sociales mas utilizadas


Digital_News_Report_2021_FINAL
.pdf
Download PDF • 7.42MB

Si desean leer el informa completo puede ingresar al siguiente link: https://reutersinstitute.politics.ox.ac.uk/digital-news-report/2021/peru

2 visualizaciones0 comentarios